¿POR DONDE EMPIEZO?

La idea de cambiar tu forma de alimentarte, ejercitar tu cuerpo y obtener esos resultados que tanto buscaste no se centran en dietas alocadas que duran una semana, 10 días o lo que sea que circule por las redes sociales. Porque cuando termine ese periodo de tiempo que hiciste con mucho esfuerzo (ya que son dietas estrictas que hacen que comer sea una tortura) vas a ver un mínimo resultado y vas a volver a tu vida de siempre. Vas a querer comerte todo lo que no pudiste en eso esos 10 días, vas a tirar la toalla y te vas a deprimir. Ok. STOP, porque te voy a contar como hacer de esto un estilo de vida y que lo lleves con naturalidad.

¿CONOCES SIN RUTINA?

¡Muy Pronto!

Leer más sobre mi vida deportiva

My Sporty Life

Tomé clases de danzas, gimnasia artística y fui parte del seleccionado de Voley escolar. Pero lo que de verdad me llevó a tener una disciplina fue patinar. Hice patinaje artístico desde los cinco hasta los veintiún años de edad. Competí en varias categorías, libre, danza, escuela y parejas. Me presenté a todos los torneos amistosos, metropolitanos y argentinos. Fui Campeona Argentina en dos oportunidades como solista y una patinando en pareja. Participé en cientos de shows en grupo, con lo que requería preparar coreografías, trajes, peinados y maquillajes. Podría decir que fueron los mejores años de mi vida aunque haya tenido miles de caídas, golpes duros de los que tuvimos que solicitar ambulancia, fracturas y derrotas. Pero aún así nunca voy a olvidar la sensación de aprender de los mejores, de probar mil veces un salto hasta que finalmente comienza a salir, de patinar en el club de siempre o en una pista nueva (competí para Velez Sarfield, San Lorenzo, Huracán, America del Sud, Alvear, Almirante Brown, en el seleccionado de Argentina), ayude a mi profesor de patin en sus vacaciones para dar clases a principiantes de todas las edades, en su mayoría niños de 6 en adelante. Nunca creí que me iba a encariñar tanto con un grupo y mucho menos que a su regreso me hayan pedido a mi que continue con sus clases.

Nunca dejé de patinar, en cuatro ruedas o rollers. Siempre me gustó el deporte y el baile. Hace unos siete años comencé a bailar salsa y bachata por hobby pero ya llevo unos dos años buscando perfeccionarme más tomando clases con distintos profesores y bailando por todos lados.

Después de bailar por segunda vez en el teatro junto a una academia de baile me animé a entrenar para competir. Es un desafío que comienza este año y espero poder compartir con ustedes (todo lo que me dejen mostrarles! :P)

En cuanto a mi entrenamiento, comencé en el 2016 con rutinas que seguí por you tube en casa. Todas las mañanas con descanso tomé mis clases regularmente, hasta que mi cuerpo necesitó más peso para aumentar la masa muscular. Así fue como me anoté en el gimnasio y fui aprendiendo poco a poco a usar los aparatos, entender para que parte del cuerpo sirven y cómo hacer los ejercicios. Acudí a un personal trainer con quien aún tomo clases y aprendo todos los días algo nuevo para ejercitar.

Otra disciplina que conocí fue Calistenia y me enamoré por completo. En simples palabras se trata de aprender a controlar la fuerza del cuerpo con el propio peso. Este desafío que recién comienza será uno de mis complementos para lograr las acrobacias de baile.

Es increíble lo que cambié mi estilo de vida en poco tiempo, pero si realmente uno se pone a pensar; siempre fui una chica del deporte, de entrenar a diario; solo que tuve en el medio un lapso de estudios y trabajo que me alejó de lo que siempre fui.