New Zealand • Viajes ««« Parte 1

Hoy tenía ganas de compartir con ustedes algunas imágenes de Nueva Zelanda.
El lugar más lindo que conocí hasta ahora de todos los sitios que he ido.

En Septiembre del 2011 subimos a un avión haciendo escala en Ushuaia con destino a Auckland.
Desde Allí tomamos un vuelo de cabotaje directo a Dunedin en la bahía de Otago.

Dunedin es una ciudad construída sobre montañas y su centro comercial se encuentra sobre el valle. 
Nuestro hotel quedaba sobre una colina, por lo que cada vez que saliamos de paseo bajar era una tarea bastante sencilla…al contrarío que volver a subirla.
Cuanto más alto se tornaba, las calles se convertían en mini bosques con sólo una ruta indicando el camino.
Podías caminar casi a oscuras sin que te sucediera nada pero con lo fantasiosos que somos gracias a todas esas películas de terror, cruzábamos estos bosques de noche sólo en grupo y aún así muertos del miedo! 
Estación de tren de Dunedin
Una de las excursiones que hicimos fue conocer a los píngüinos más tímidos del mundo.
Para poder estar cerca de ellos en su estado natural hay que pasar por un laberinto debajo de la tierra.

Estos pingüinos tienen un periodo de “enamoramiento” para poder aparearse y no deben ser asustados en esa estapa ya que uno de ellos podría dejar a su pareja para siempre. Esos pingüinos pierden la oportunidad de procrear al menos por un año, es por esto que los fuertes se crearon para mantener la intimidad y que no se asusten al vernos.
En la imagen de abajo se puede ver parte del paisaje donde estan construidos estos fuertes:
Fue toda una aventura caminar por esos laberintos!
The Octagon, como lo dice su nombre, tiene la forma de un octágono.
Aquí se encuentran la mayoría de los bares y pubs de la ciudad. Por las noches puedes entrar y salir todas las veces que quieras de cada uno de ellos.

Después de unos días emprendimos camino hacia otra ciudad…
Los paisajes en el trayecto desde Dunedin hasta Queenstown parecían pinturas…la naturaleza en su punto máximo a sólo unos metros de nosotros…

 Hola Queenstown!

La gaviota en el muelle de San Blas…

Te sentís tan chiquito ante semejante belleza que lo único que deseas es respirar bien profundo, ponés atención a todos tus sentidos para capturar cada sensación en tu mente…el viento sobre el rostro, el aroma del lugar, el sonido del silencio…
Un viajecito en lancha: Shootover JET
La noche en Queenstown comienza temprano y termina temprano (para nosotros quienes vivimos en Buenos Aires y suele ser todo mucho más tarde)
Cada bar tiene una temática diferente…por supuesto visitamos Below Zero (el bar de hielo) donde te sirven de beber en vasos totalmente congelados y una vez terminado el trago lo puedes romper en un balde como un ritual típico del lugar.

Me costó bastante seleccionar las fotos porque tengo miles de este viaje y uno quiero mostrarles todo!
En la próxima publicación les mostraré la segunda parte: Invercargill y Arrowtown (un pueblito del oeste!)

***
Finalmente lo esperado!
La ganadora del perfume de Mary Kay:

 Me pondré en contacto contigo para que puedas retirar tu premio!
Felicitaciones!!

Lulu Fernandez
[email protected]
16 Comments

Post A Comment